Festival Pablo Casals,

lo mejor de la música de cámara

Usted está aquí

El Festival Pablo Casals, cita ineludible para los mejores músicos del mundo, se celebra en el corazón de los Pirineos Orientales... Si te apetece, ven a disfrutar de la música que ha pervivido durante siglos sin tener ni una arruga.    

 

EL FESTIVAL PABLO CASALS, UNA INSTITUCIÓN EN EL MUNDO DE LA MÚSICA

Creado en 1950 por el famoso violonchelista Pau Casals, refugiado en Francia tras la Guerra Civil Española, el festival que lleva su mismo nombre se celebra todos los años en Prades, un pequeño pueblo enclavado en el paisaje catalán.

Con motivo del bicentenario de la muerte de J. S. Bach, Pau Casals tuvo la idea de celebrar la música de cámara e invitar a nuevos talentos musicales.

Desde entonces, el festival Pablo Casals, que se perpetúa cada año entre julio y agosto, se ha convertido en caldo de cultivo de artistas clásicos y en una institución en el mundo de la música de cámara.

EL FESTIVAL PABLO CASALS: MUCHO MÁS QUE UN SIMPLE FESTIVAL

El Festival Pablo Casals es uno de los festivales más antiguos de este tipo. Cuenta también con una academia que acoge a nuevos talentos venidos de todo el mundo.

El Festival Pablo Casals, actor cultural y social, organiza encuentros y talleres en las escuelas para introducir a los jóvenes en el mundo de la música de cámara.

Es un fenómeno real en todo el mundo que se exporta constantemente al extranjero en forma de giras o clases magistrales, colaborando con los más prestigiosos recintos y conservatorios del mundo.

Abbaye Saint Michel de Cuxa

EL FESTIVAL PABLO CASALS, UN PARAÍSO PARA LOS AMANTES DE LA MÚSICA

Cada año son miles los aficionados que acuden en masa a los conciertos de los numerosos virtuosos que comparten el cartel del festival. El programa consta de más de cuarenta eventos que giran en torno a la misma temática.

Es una oportunidad para vivir un momento mágico en el corazón de los edificios que subliman el talento de los músicos: la abadía románica de Saint-Michel de Cuxa, que ofrece una acústica excepcional, así como las iglesias del Conflent, incluida la iglesia de Saint-Pierre de Prades. Momentos para vivir en familia un momento de placer compartido.