PIRINEOS EN VERANO,

las tierras altas del Dios Sol

Usted está aquí

TOMA ALTURA EN LOS PIRINEOS EN VERANO

Descubre la montaña en verano en los Pirineos Orientales, lejos del ajetreo de la ciudad.

Entre la cima del Canigó, conocida también como la montaña sagrada de los catalanes, las fortificaciones de Vauban, los parques de animales, los baños de aguas caliente sulfurosas y el lago de Bouillouses con su decoración lunar... podemos entender mejor por qué el Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes es conocido por ser el primer Parque Natural Regional Francés de los Pirineos.

En verano, la montaña ofrece también la oportunidad de conocer las últimas tecnologías visitando los hornos solares de Mont-Louis y Odeillo.

A los amantes de la naturaleza les encantará estar en el corazón de esta inmensa reserva natural.

Una experiencia de color. 

Mont-Louis
Lac de Matemale
Lac du Carlit
Tour d'orientation en Cerdagne

LOS PARAJES NATURALES PROTEGIDOS, LAS PERLAS DE LOS PIRINEOS ORIENTALES

En el corazón de los parajes naturales protegidos, visita el Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes para una escapada 100 % natural.

Rodeado de montañas de la Cerdaña, arroyos, barrancos y bosques mediterráneos, el parque te ofrece la oportunidad de descubrir sus 11 reservas naturales y el macizo del Canigó, catalogado como Gran Paraje de Francia, cuna de leyendas catalanas.

Abre los ojos y mantente atento porque es posible que veas algún rebeco y caballos salvajes.

Villefranche-de-Conflent

EN VERANO, ADÉNTRATE POR LOS CALLEJONES DE LOS PUEBLOS DE MONTAÑA CATALANES

En los Pirineos Orientales encontrarás algunos de los pueblos más bellos de Francia.

Estos pueblos de montaña, lejos de las multitudes, son verdaderos pequeños tesoros perdidos en medio de la naturaleza.

Aprovecha la oportunidad de degustar especialidades locales como los embutidos pirenaicos, la crema catalana o incluso las rosquillas, unos dulces ligeramente anisados cubiertos de glaseado blanco.