Céret,

capital de la cereza

Usted está aquí

Céret, auténtica estampa de los colores de Cataluña, es una localidad aparte, entre el Canigó, la frontera española y el mar Mediterráneo. Es una visita obligada en las estancias en los Pirineos Orientales.

 

ADOPTA EL ESTILO DE VIDA CATALÁN EN CÉRET

Céret es un pintoresco pueblecito que vive al estilo catalán. En los recovecos de sus calles empedradas podrás descubrir bonitas plazas escondidas con restaurantes y cafés.

Es un destino ideal para pasear en familia y ofrece en sus rincones numerosos atractivos como la fuente de los 9 chorros, la ermita de Saint Férréol, el paraje de Fontfrède o el puente del Diablo, envuelto en la leyenda sulfurosa del diablo que reclama una vida y se le envía un gato.

Disfruta la tranquilidad de la vida y del ambiente artístico que rodea la ciudad.

Céret
Céret
Marché de Céret
Cueillette des cerises à Céret

LA FIESTA DE LA CEREZA

Si te gustan los frutos rojos, te encantará Céret, que, como su nombre indica, es la capital de las cerezas, y cuyos primeros frutos se envían al presidente de la República y se celebran durante la fiesta de la cereza que tiene lugar en el mes de mayo.

Disfruta también del mercado que hace famoso a este pequeño pueblo todos los sábados. No solo hay productos locales, sino también rastro y muchas cosas bonitas que hacer antes de proseguir el día.

En verano, los martes por la noche se organizan mercados de artesanía local, ¡una gran idea para hacer un regalo original!

A Céret, nous ne sommes ni français, ni espagnols, mais catalans…

Musée de Céret

PICASSO, ENAMORADO DE CÉRET

Céret es una ciudad emblemática del movimiento cubista y un lugar privilegiado para los artistas.

Frecuentada por Picasso, Juan Gris, Léger y Chaïm Soutine, que apreciaron la luminosidad de esta localidad meridional, alberga actualmente el Museo de Arte Moderno, cuyas colecciones atesoran numerosos cuadros de Matisse, Picasso, Chagall y Miró.

Musée de Céret

DESCUBRE EL PATRIMONIO CULTURAL DE CÉRET

Para continuar con la visita artística, no dudes en visitar las numerosas pequeñas galerías de arte y salas de exposiciones del corazón de la localidad.

Si estás de paso en verano, no te pierdas la famosa Feria que se organiza todos los años en Céret, un auténtico festival de convivencia y cordialidad.

En el programa de las fiestas: fuegos artificiales, corridas de toros y grandes comidas que se organizan todas las noches. Suficiente para que arda la pacífica ciudad catalana de Céret.